Consejos para el locutor

  1. Proteger la voz del frío o de sistemas de aire acondicionado, evitando afonías o carraspeos indeseados.
  2. Realizar ejercicios matutinos y diarios con las cuerdas vocales, así como con la lengua, los labios y la boca en general.
  3. Para evitar el quedarse sin aire durante una locución, realizar frecuentemente la respiración diafragmática.
  4. No fumar ni ingerir grandes cantidades de alcohol serán un gran aliado de nuestra voz.
  5. Aprender a respirar correctamente, aspirando por la nariz. Este sencillo hecho evitará ruidos innecesarios en la locución.
  6. Durante la locución, debe evitarse mover la cabeza a los lados del micrófono o producir con nuestras manos o cuerpo ruidos, manteniendo una intensidad constante en nuestra voz.
  7. Estudiar, leer sobre muchos temas diferentes, ya que un locutor debe enfrentarse a numerosas temáticas y, cuanto más sepa de ellas, menos margen de error habrá en la locución. La cultura general es un punto importante de esta profesión.
  8. Aprender, a base de practicar, a realizar correctamente los signos de puntuación, ya que gracias a ellos las palabras y frases que leeremos durante la locución tendrán el sentido que tienen que tener.
  9. Escucharse a sí mismo es un ejercicio de gran utilidad, ya que esta acción nos ayuda a conocer nuestros puntos débiles y nuestros puntos fuertes como locutor.
  10. Y ante todo, un locutor, además de una voz más o menos personal o bonita, o una perfecta dicción, debe transmitir emociones en cualquier situación (alegría, pena, etc…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =